niñoFeliz mira por la ventana del cuarto de hotel…

piensa «a dónde va toda esa gente tan apurada?»

la aceleración que cargan los habitantes de las ciudades grandes, presentes hasta en las «vacaciones», agotan a cualquier niño de pueblo.

mar del plata era fría, y meterse al agua no tenía sentido…

entonces miró autos, y escuchó jazz.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: