impotencia…

saltando de link en link, primero pasé por lo de delius, para caer después en chicosdelacalle.org

en un arranque de masoquismo creo, me re colgué leyendo las cosas que escribían y dibujaban los chicos…

Reflexiones y dibujos sobre «ser feliz» y «sueños»


«Estar bien de salud. Poder estar acá, con los amigos. Ser libre. Cuando yo volví con mi familia, después de estar meses en la calle, fue una de las cosas más felices que me pasó. Pero después no funcionó. A la larga fue triste, me tuve que ir. Ahora mi felicidad más grande es ir al Parque de la Costa. Fue lo que más me hizo levantar el ánimo y me dio esperanzas. El Parque de la Costa es todo. Sabés el amor que te brindan. Bah, a mí me quieren los empleados. Yo tengo amigas que trabajan ahí. A mí hay empleados que hasta me pagan sánguches.»

(Pablo, 14)

«Cuando me arreglé con mi novia. Fue uno de los días más felices. Nos habíamos peleado porque ella es muy celosa. Nos cruzamos un día en el parque, en Pergamino. Empezamos a hablar y ahí nos metimos de vuelta. Lo mismo yo en la calle estoy feliz. Amo la libertad. Pero también me gusta verla feliz a mi vieja. Voy y la veo un día, me quedo por un tiempo. Y después le digo ‘Me voy por ahí’. Ella me dice ‘¿Cuándo vas a volver?’ y ‘Cuidate’.»

(Diego, 16)

«Andar en bicicleta. Jugar a la pelota, al básquet. Estar con los amigos. Con cualquiera. Que gane Boca. Ir al cine. Escuchar cumbia. Ver tele. Ver dibujitos. Ver Dragonball. Ah, y que me traten bien y me den de comer.»

(Maxi, 10)

«Yo, lo más feliz que me acuerdo, fue una cosa que compartí con mi familia. Fue un día así, que cayó. A mi viejo se le ocurrió ir a comer a un restaurante. Nosotros no lo podíamos creer. Estábamos toda la familia junta. Ese día no hubo insultos, gritos, golpes, nada. Era el cumpleaños de mi hermano. Cumplía doce. Yo tenía quince. Eso no se repite más.»

(Tatiana, 18)

«Mi mejor amiga se llama Verónica. Yo estaba con ella todos los días, antes. Porque era una amiga de cuando yo estaba en mi casa. Y me fui a la calle y no la vi más. Yo la extraño pero trato de no acordarme para no pasarla mal. Ahora a mí me gustaría verla pero me da cosa decirle que estoy en la calle.»

(Viviana, 14, Once)

«Para mí todos mis amigos son iguales. Si me pasa algo, todos me defienden. La vez pasada, cuando nos peleamos con los de McDonals, por ejemplo, la empecé yo y todos me ayudaron. Los de McDonals siempre tiran hamburguesas a la basura. Nosotros fuimos a agarrar de ahí y nos echaron. Yo les hice frente. Uno me vino a arrebatar. Yo me corrí y lo arrebaté primero. Ahí saltaron los de ellos. Y entonces mis amigos me vinieron a ayudar. Los tipos se metieron para adentro a llamar a la policía y nosotros afanamos los patys.»

(Cristian Álvarez, 12, Patro)

«Era bueno, tenía quince años. Vivía en la calle. Tenía la re-guita porque trabajaba para Jorge Corona. Hacía publicidad en zancos para Jorge Corona. También para Cristian Castro. Dormía en la entrada del Gran Rex. Yo lo conocí porque le pedí a una chica para comprarme una hamburguesa y apareció él. Se dio cuenta de que yo no tenía casa igual que él. Me dio ropa que tenía en la mochila. Él tenía todo en la mochila. Me presentó a Jorge Corona.»

(Pablo G, 11, Hogar Piedra Libre)

«Jhonny era más grande que yo. Tenía once años. Íbamos al parque, a todos lados. Comprábamos comida. Yo lo veía hasta que vine al hogar. Lo extraño. Era muy bueno.»

(Pedrito, 7, Hogar Piedra Libre)

y qué impotencia que me agarró. un nudo grosso en la garganta… leer y sentir tanta tristeza, y poder hacer prácticamente nada… es que cómo atacamos a este terrible problema? encima yo ni siquiera soy independiente todavía… ya sé, siempre hay algo que se puede hacer, por más chico que sea… capaz, difundiendo un poco esto ya ayuda, pero está lejos de ser algo significativo.

tengo la esperanza de poder estar el día de mañana en una mejor postura como para poder colaborar con alguna causa u organizar algo… sin ir lejos, siempre se pueden hacer eventos culturales a beneficio.

pero es tan difícil ayudar… la mayoría de las veces ayudás más a un chico diciéndole «no tengo plata» en lugar de darle monedas. a veces ni darles comida ayuda, porque los más grandes se la sacan, o porque directamente se la llevan a sus «padres», esos monstruos que miran desde una esquina como su hijo se gana el pan por ellos…

cómo ayudar a esos chicos… cómo…

2 respuestas hasta “impotencia…”

  1. Estar latiendo Says:

    Siempre se puede hacer algo…
    Por lo pronto, visitarlos y acompañarlos…
    Más besos de galletitas, y me re alegro –luego de leer esto, mucho más– haber caído en este lugar…

    Ju

    pd: da orgullo que alguien de tu edad piense en los demás, no lo pierdas nunca…

  2. Si, a mi me paso lo mismo, yo tube que hacer un tp al respecto, hermoso y super elaborado con miles de esos dibujos y de todo, EL tp era, todo para que la profe no lo mire y nos ponga 10 del aire, podes creer que ni lo abrio, es el mejor ejemplo de cuando uno no quiere ver lo que le rodea, triste…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: